Marzo 2016

En Caravaca para bendecir mi cruz

 

 

 

 

El regalo de la imagen de la Cruz de Caravaca, es una costumbre generalizada para diferentes ocasiones pero sobre todo en el momento de declaración sentimental. Se tiene constancia por una carta de Santa Teresa de Ávila a la madre María de S. José, que la santa recibió una Cruz de Caravaca en 1576 como regalo de sus monjas de aquí  (Cruz que actualmente se encuentra en el convento de Carmelitas Descalzas de Bruselas, Bélgica).

 

Como amuleto La Cruz de Caravaca tiene un infinito poder de protección y buenos augurios.

La Cruz de Caravaca está vinculada a una tradición muy antigua de España, relata que entre los años 1241 y 1246. Según la tradición dos Ángeles trajeron esta cruz para que un sacerdote pudiera celebrar la Eucaristía en presencia de los musulmanes que lo tenían prisionero. La denominación de “Santa y vera cruz de Caravaca” se debe a que en el interior de esta cruz se ha incrustado un trocito del leño de la Cruz de Cristo.

 

 

 

 

 

Esta cruz sagrada lleva el nombre de una ciudad española de la provincia de Murcia (España): consta de cuatro brazos y es conservada en la iglesia de la Santísima Cruz de esta ciudad. Según la tradición, deseando el rey moro Ceyt-Abuseit y sus vasallos, presenciar una misa católica, comisionaron su celebración a un sacerdote que olvido traer la cruz. Entonces, milagrosamente, apareció la que hoy se venera. Este suceso ocurrió el 3 de mayo de 1232 y ocasiono que todos los moros presentes se convirtieran al cristianismo.

 

 

 

 

 

La Cruz se guarda en una caja de oro y pedrería y existe una cofradía que se encarga de su custodia y culto.

 

 

 

 

 

Con motivo del 750° aniversario de la aparición de la Cruz, el Papa Juan Pablo II concedió la celebración del Año Santo Jubilar para Caravaca en 1981 y en 1996. Luego en el año 1998 la

Santa Sede dispuso que se celebre “In Perpetum”(a perpetuidad) cada 7 años el “Jubileo de la Santísima y Vera Cruz de Caravaca”.

 

 

 

 

 

 

Debes sumergirla en agua bendita, son muchas y grandes las utilidades que consiguen los fieles con el agua bendita, cuando la toman o emplean devotamente, junto con la Cruz de Caravaca, como las oraciones con que las bendice la Santa Iglesia para remedio de nuestras necesidades espirituales y corporales.

 

 

Paraje natural “Las fuentes del Marques”

 

A los pies de las sierras del Gavilán y el Buitre se encuentra el paraje natural de Las Fuentes del Marqués que posee una extensión de 17,4 Hectáreas.

 

 

Plaza del Arco

 

 

El Origen de los Caballos del Vino

   

Son tantos los milagros y leyendas que han rodeado Caravaca de la Cruz a lo largo de la historia, que, una mezcla de historia y leyenda es lo que al final se ha creado en torno a esta.   

 

Una de ellas dio origen a las fiestas de Los Caballos del Vino, recordando un hecho ocurrido en el siglo XIII en el Castillo de Caravaca, cuando la población cristiana estaba situada en la fortaleza y los alrededores habían sido tomados por las tropas musulmanas.

      Cuenta la leyenda que los cristianos empezaron a enfermar porque las aguas de los aljibes se habían infectado. No encontrando agua, cuatro caballeros templarios, sorteando la defensa enemiga, subieron a la carrera unos pellejos de vino cargados en un caballo, vino que fue bendecido por la Cruz dándoselo de beber a los enfermos, estos sanaron.

 

LA BASÍLICA – SANTUARIO DE LA STMA. Y VERA CRUZ DE CARAVACA

 

 

La Basílica­-Santuario está situada en lo alto de un cerro dominando la ciudad.

La subida transcurre por un conjunto de calles estrechas e irregulares, de trazado típicamente árabe, formando todas ellas el Barrio Medieval de la ciudad.

En el interior de este recinto amurallado fue construida  la Basílica en el siglo XVII, sobre la antigua fortaleza de origen islámico, añadiéndose, en el siglo siguiente la impresionante fachada barroca del Templo, construida con mármoles de la zona. En 1944 fue declarado Bien de Interés Cultural.